Rojo y plata, Icaria de regalo esta Navidad

Rojo y plata, Icaria de regalo esta Navidad

Pero si ¡ya es Navidad!. Lo he visto en los escaparates de un montón de tiendas. ¡Os lo prometo!

Tengo la sensación de que cada año llega más pronto. ¡Lo juro!. Recuerdo sin ningún género de dudas que, entonces, la Navidad llegaba cuando hacía frío y los días eran tan cortos que más bien eran noches. Los puestos de castañas eran una presa codiciada, aunque sólo fuera porque allí siempre hacía calorcito. Las luces de colores de las calles anunciaban que en unos días llegaría Navidad con sus turrones, las comidas estupendas y ¡cómo no! los regalos para todos.

Botes

Botes

Ha llovido mucho desde entonces….En aquel momento sólo pensaba en momentos dulces, momentos compartidos, sonrisas…. Claro, la logística del asunto la llevaban mi madre, mi abuela y mis tías y la febril actividad que las poseía hacía que bajaran la guardia y pasaran desapercibidos temas menores, como las quejas del padre de mi compañero de clase porque habíamos tenido una pelea a la salida del cole, o la nota del profesor porque “había olvidado los deberes en casa, dos días esta semana”, jiji…  Ahora, esa responsabilidad se ha transferido, de manera natural, y entiendo los nervios y las prisas de ellas entonces que se han convertido en míos ya. Y aunque sobrevivo con ello, lo que peor llevo, sin ningún género de dudas, es el apartado “regalos”… ¡Qué estresssss!

Firmes PARA-REGALO!

Firmes PARA-REGALO!

Tus padres, que te quieren y te conocen, a la pregunta de si tienen ya su carta a los Reyes Magos responden con un invariable  “con tu presencia nos basta”. Y sí, seguro que es cierto, pero ¿cómo no les vas a regalar algo cuando sabes que tu cuñada regaló un viaje al Caribe a los suyos?

No hablamos ya de la familia política. Su hijo directamente te ha delegado a ti el tema compras navideñas, por eso te que te gusta el shopping y te deja en un encrucijada absoluta ¿corbata o calcetines?… evidentemente compras la corbata… ¡y los calcetines también! porque no quieres complicarte más la vida, con la consiguiente observación, por parte del inútil de su hijo: “Podrías haberte esforzado un poco ¿no?” ¡¡¡¡Buf!!!!

Un look urbano

Un look urbano

En el fondo, no hemos perdido esa ilusión que teníamos de niños, en las que abrir un regalo era toda una aventura… En la que el papel de regalo, con esos colores maravillosos y esos lazos imposibles nos llevaban por un momento a un estado de felicidad completa, que raras veces sobrevivía al momento en que el ansiado obsequio se revelaba frente a tí… Con esos preciosos calcetines que, según tus tías, gastabas a la velocidad de la luz, y que, como ya tenías de todo, al menos sería una cosa útil y práctica…. Y aún ahora, inevitablemente nos caen varios pares de magníficos modelos para sobrevivir los meses de invierno calentitos.

Urbanos

Urbanos

Este año, seguro que me van a caer otros cuántos de éstos…pero esta vez será ¡¡¡¡diferente!!!! Este año ya me he preocupado de que ese pobre patito feo del armario sea una pieza única que, al igual que mi perfume, mis cinturones y mis bolsos les diga a todo el mundo que soy una persona alegre, optimista, divertida, sofisticada y con estilo. Que le hago un guiño a la moda, pero sin dejar de ser yo misma….

 ¿No lo adivináis? Este año me he pedido ¡Parachanclas! ¡Sí, hombre! ¡Los calcetines que también se pueden llevar con chanclas! ¡Divinos!

Canaletas, Icaria y Gracia en Navidad

Canaletas, Icaria y Gracia en Navidad

Ya me veo con los Icaria y mis oxfords favoritos y mi pantalón negro….o puede que me atreva a imitar a Channel, o a Jacobs, y me los ponga con mi minivestido…. O que cuando me quite las zapatillas deportivas vea escrito entre mis dedos que “no pain no gain”, a ver si me convenzo de que voy a perder todos esos kilos de más que también me regalará la Navidad…. Y hasta es posible que pueda convencer a mi chico de que queme sus docenas de pares de calcetines azul ejecutivo y descubra, debajo de su traje, un calcetín de rayas rosas que dice exactamente que es todo un gentleman.

Pienso hacerme con todos los modelos y regalar a mis amigos para que sepan que les quiero y que quiero hacerles sonreír no sólo en Navidad, sino todos los días del año…

Y tú ¿Cuál elegirías? ¿O es que no te atreves?

Cristina López

Calcetines_PARACHANCLAS_regalo_Navidad_Ravales_01

Read More →

Esta es nuestra historia de amor.

El puerto de Barcelona desde Montjuic en octubre

El puerto de Barcelona desde Montjuic en octubre

Todo comienza un día como hoy. Ahora mismo estoy tratando de sorprender a mi chica que se queja melancólica porque llega el invierno y tiene que dejar de utilizar sus chanclas, pero lo cierto es que son tan cómodas y ella se ve tan feliz y guapa con ellas que quiero encontrar la manera de que las pueda utilizar eternamente…Porque cuando te acostumbras a utilizar chancletas se genera cierta adicción y supone un esfuerzo físico y mental volver a esconder los pies en un zapato. Cada año se repite el ritual, acaba el verano, comienza el frío, los pies se quedan helados y el cerebro se resiste estoicamente a encerrar las chanclas en un armario.

Barcelona desde Montjuic con la primera versión del modelo Raval

Barcelona desde Montjuic con la primera versión del modelo Raval

Hace unos días, comiendo palomitas en el cine, recordé que los samuráis llevaban calcetines con una abertura para el dedo que encaja a la perfección con la tira de la sandalia. Se llaman Tabis y se usan con los zori, un calzado tradicional japonés que es como una chancla con la suela cuadrada. Me encantaría poder regalarle a mi chica unos calcetines así…Comienzo a patear la ciudad tratando de encontrar alguno que se les parezca. Yo no lo sé todavía y es que es de mañana y apenas he visitado tres tiendas pero de aquí a dos semanas, cuando haya consultado infinidad de lugares sin éxito alguno, descubriré que puedo hacer dos cosas: darme por vencido y no sorprenderla nunca o luchar por una idea.

Barcelona en octubre con el primer Raval verde

Barcelona en octubre con el primer Raval verde

El puerto de Barcelona y el Raval con el primer logo

El puerto de Barcelona y el Raval con el primer logo

Como soy un chico de ideas férreas voy a escoger la segunda e involucraré a mis amigos, a mi entorno y a mi región en ello. No es fácil, queremos hacer un producto local pensado y producido en Barcelona pero con visión global. Durante noches y fines de semana enteros nos sentamos a diseñar los modelos, hacemos pruebas con distintos materiales en el telar de nuestro artesano, combinamos colores y formas y daremos lo mejor de nosotros mismos. Porque lo bueno es más bueno si se comparte, el regalo para ella será también para tantos otros y otras que desean y creen que la moda no la imprime solo una estación del año sino la gente que la viste. Así que nena, 5 años después de que te dijera, ahora vengo y verás que voy a sorprenderte.

Aquí me tienes, te traigo tus PARACHANCLAS!

Read More →
Yo me visto por los pies

Modelo Icaria con sandalias

Sé que esta reflexión puede resultar cuanto menos curiosa, pero estoy absolutamente convencida de que somos muchísimos los que diariamente ejecutamos este ritual.

Aterrizo de las vacaciones y es mi primer día post-vacacional. Vengo de estar todo el día con chancletas y camiseta suelta (aquella que esconderá decididamente el exceso de cervecitas del chiringuito playero y las olivitas rellenas del atardecer en la terraza del bar de la esquina). Abro el armario y pienso en que, efectivamente no tengo nada que ponerme y lo vuelvo a cerrar. Así puedo pensar mejor.

Tic, tac, tic tac… El tiempo corre y tengo que salir para la oficina. Hoy tendré un día de impasse, sólo algunos compañeros que ya han regresado de sus vacaciones y un montón de correos por poner al día. Entonces, ¿Qué me pongo?…¿qué me pongo?

Y como tantos otros cientos de veces, comienzo a mirar los zapatos que juegan a llamar mi atención, dispuestos en un equilibrio imposible al fondo del armario, cual si hubieran quedado exhaustos tras una pelea a muerte… Me enternecen mis zapatos favoritos, esos de tacón de aguja que sólo puedo llevar cuando presumo que  no me levantaré de la silla en todo el día… y aquellos rojos…no…demasiado cerrados (¡imposible! creo que hasta se han dilatado mis pies a causa del abuso de las chanclas tantos días. Y se me escapa una sonrisa cuando me recuerdo, incluso por la noche, con mis parachanclas a juego, causando sensación entre las envidiosas de mis vecinas!!!).  Continúo la búsqueda infructuosamente: quizás las sandalias aquellas… me hacen sentirme poderosa cuando camino por la oficina…. ¿No tenía unas bailarinas por aquí?

Yo me visto por los pies

Modelo Icaria media caña con sandalias

Al final, me decido por esos zapatos cómodos-como-un-guante, capaces de resistir lo que les echen, quizás un poco desgastados ya, pero que me ayudarán a que este día no me torture nada más que lo estrictamente necesario….

En pijama, y con los zapatos en mis pies, vuelvo a abrir el armario repleto de perchas con “nada que ponerme”, a ver si encuentro alguna cosa que no desentone demasiado…A ver… Con falda…, estos zapatos ¡Noo!…A ver los pantalones estos… o los negros… Uf! Bueno, con el negro pega todo….

 Y poco a poco todo empieza a encajar, todo va algo mejor. Me planto triunfante delante del espejo, donde hace sólo un rato observaba la mujer de los pelos revueltos y cara desesperada  en que me había convertido… ¡Lo  he conseguido!

Y esta historia, con sus variantes más o menos diarias, condiciona mi aspecto durante toda la semana… Que hoy tengo la necesidad de sentirme la reina de la fiesta, pues me busco mis zapatos, y a continuación, la ropa que le va bien. Y si quiero ir cómoda, o si tengo frío, o si hace demasiado calor…

Yo me visto por los pies

Relajada, con el Icaria corto y sandalias

Quizá sea un poco rara, pero mi intuición me dice que no puede ser verdad que sea la única persona a la que le pase esto… Mis amigas me dicen que lo soy, porque a ellas es algo que NUNCA les ocurre… Pero yo ¡no me lo creo! Estoy segura que en el fondo, temen reconocerlo abiertamente por mantener su fama de doña-perfecta-lo-tengo-todo-bajo-control-perfectamente-organizado, y disfrutan riéndose de mi pequeña manía.

En fin, que queréis que os diga, quizá sea un poco diferente, pero, cuando salgo a la calle camino de la oficina, os prometo que nadie me descubre distinta. Mi secreto está a salvo con vosotros, por favor, … ¡no se lo contéis a nadie!

Cristina López San Segundo

Read More →

PARACHANCLAS_TORRE_AGBAR_ICARIA

Estamos enamorados de nuestra ciudad, Barcelona, y nos encanta la Torre Agbar. Uno de los últimos hitos arquitectónicos moderno, disruptivo, innovador y arriesgado para una ciudad que ha procurado evitar las grandes torres y que tiene a Gaudí y el modernismo catalán como eje de referencia.

Sin embargo su autor, Jean Nouvel, ha sabido interpretar y adaptar la filosofía de la ciudad. Puro diseño, excelentemente ubicado con un juego de luces absolutamente innovador. Varios guiños a Gaudí, por un lado recuerda a las torres de la Sagrada Familia, sobre todo a la futura torre central, todavía inacabada. En determinados puntos de la ciudad se pueden comparar los dos edificios con perspectiva. Ambos monumentos recuerdan las singulares formas de la montaña de Montserrat. Por otro lado, parece que Nouvel se basó en uno de los proyectos que el arquitecto catalán nunca comenzó, el hotel Attraction, un rascacielos de 360 metros de altura que hubiera estado ubicado en la ciudad de Nueva York.

BARCELONA_TORRE_AGBAR_SAGRADA_FAMILIA

La Torre Agbar se encuentra en el principal cruce de caminos de Barcelona, la plaza de Las Glorias, allí donde confluyen la Diagonal, la Gran Vía y la Meridiana. Al lado de una de las zonas más innovadora, el distrito 22@, un lugar en el que tiene depositadas muchas esperanzas el futuro de la ciudad y al que le hemos dedicado uno de los modelos de PARACHANCLAS!. Una de las mejores terrazas de Barcelona es la del Hotel Silken Diagonal, situada al lado de la torre y que permite disfrutar en primera fila del espectáculo de luz y color mientras te tomas un mojito.

1185994_10151843275954434_613840478_n

Una de las primeras sesiones de fotos de PARACHANCLAS! la hicimos en la base de la torre mientras grupos de turistas, muchos de ellos japoneses, se desencajaban el cuello para buscar ángulo y encajarla dentro del objetivo. Nuestra modelo se subió a un cuadro eléctrico de color verde para que los colores del Maremágnum se abrazaran en armonía a los miles de leds encendidos en blaugrana. Hicimos también algunas fotos con el Icaria. El brillo del lurex y el azul de la huella quedaban espectaculares.

CALCETINES_PARACHANCLAS_MAREMAGNUM

Su nombre Agbar viene de la multinacional que lo construyó y significa Aguas de Barcelona. Ahora se convertirá en un hotel de lujo de la cadena Hyatt tras una inversión multimillonaria. Un hotel cuyas vistas a la ciudad de Barcelona y en especial a la Sagrada Familia serán únicas.

Read More →